Recientemente, he tenido el gusto de encontrarme con un proyecto de los que entusiasman, aunque sea solo por la muestra de ingenio invertida en ellos: un videojuego para aprender ortografía. Sí, como lo oís. Ya en algunos de los videojuegos del género brain training o de los de aprendizaje de lenguas, aparecen algunas pruebas que tratan la ortografía, pero este lo hace de una manera ciertamente divertida, y da una muy buena idea para desarrollar una línea de serious gaming en este sentido y sacar provecho de la relación entre videojuegos y ortografía.

El proyecto, desarrollado por el Portal Académico de la Universidad Nacional Autónoma de México, y denominado convenientemente como ortografía musical (podéis acceder a él aquí), emula la interfaz, el sistema de juego y la jugabilidad de los videojuegos musicales tipo Guitar Hero. Lo que cambia es que no debemos pulsar ninguna tecla en el momento oportuno de la canción para que suene correctamente la melodía, sino que lo que va cayendo por la línea de juego son palabras; palabras que se nombran en la letra de la canción y sobre las que se nos dan tres opciones posibles: por ejemplo, bolver-volver-vólver. Así, cuando las palabras lleguen a la línea de selección debemos pulsar sobre la forma ortográfica correcta.

Daniel García Raso, Social Media, Social Media Management, Community Management, Servicios editoriales, Videojuegos, Ortografía, Serious gaming, Videojuegos serios

Es una idea muy buena, buenísima, para fomentar el aprendizaje de la ortografía, de las reglas ortográficas. La lástima es que solo podemos jugar con una canción, lo cual es comprensible si tenemos en cuenta la falta de apoyo con la que suelen contar los proyectos de serious gaming o juegos serios. Y es buena no solo porque nos enseña ortografía, sino porque, también, utiliza un sistema de juego muy conocido y explotado, pero enormemente divertido desde un punto de vista de la jugabilidad, para conseguir su objetivo: aprender ortografía.

Sin duda, es algo que a los interesados en el desarrollo de los videojuegos serios les puede servir de ayuda, dado el escaso interés que los grandes desarrolladores de videojuegos suelen mostrar hacia los mismos. De ayuda porque muestra una manera sencilla de vender a los más pequeños (y no tanto) el aprendizaje de una materia de conocimiento, como es la ortografía, pero como podría ser otra. Una forma de aprendizaje que académicos expertos en los videojuegos como forma de aprendizaje no se han cansado de repetir, caso de James Paul Gee. ¿Imagináis cómo de rápido y sin pegas se mostrarían los estudiantes para aprender ortografía si fuera de este modo?

Desde luego, una vez que lo juegas, piensas en todas las posibilidades que ofrece (¡todas las canciones!) y te quedas con ganas de más ortografía y de más música. Una pena que no se desarrollen más fases, pero ahí dejo la idea de seguir adelante para sus artífices. Y mis felicitaciones.

Ortografía y videojuegos

Minientrada

One thought on “Ortografía y videojuegos

  1. Pingback: Type:Rider, la historia de la tipografía en videojuego

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *